Cuidados para tus joyas en verano

Las joyas son, en muchas ocasiones, uno de los bienes materiales más preciados que tenemos en nuestras casas, por ello es importante que prestemos atención a su cuidado, especialmente en verano, cuando la sal, el sudor, el calor, etc. pueden dañarlas más fácilmente.

En nuestro post de hoy os daremos algunas recomendaciones para que vuestra joya preferida pueda pasar de generación en generación sin ningún rasguño. ¡Atent@s!

Limpia tus joyas con frecuencia. Una limpieza superficial con agua, jabón y cepillo debería garantizar su brillo y buena conservación a lo largo del tiempo.

Evita exponerlas a altas temperaturas. Algunas gemas preciosas de origen orgánico, como las perlas, contiene agua susceptible de evaporarse ante temperaturas muy altas. En estos casos, lo mejor es humedecerlas con un paño de forma rutinaria y no utilizar jabones para lograr que conserven todas sus propiedades durante más tiempo.

– Ante una joya con grandes daños, lo mejor es acudir a tu establecimiento de confianza para recibir un asesoramiento profesional y adaptado a las necesidades de ese detalle especial.

Esperamos que os haya sido de ayuda nuestro post.

Nos leemos en el próximo.