Un reloj peculiar

En nuestro post de hoy volvemos la vista atrás para mostraros el primer reloj suizo de agujas con movimiento a pilas y regulador de barra de cuarzo. Una pieza especialmente peculiar por ser el primer y último modelo con una maquinaria de las denominadas “paso a paso” y oscilante, ya que a partir de este momento, todos los relojes utilizarán el motor de rotaciónRoamer Q_Ob

Un ejemplar como este está expuesto en el Museo de Relojería de la Chaux de Fonds de Suiza, uno de los más importantes del mundo, posiblemente por la significación que encierra este modelo,  ya que supuso un cambio de mentalidad en los fabricantes de relojes que empezaron a construir mecanismos cuya fuente de energía procedía de una batería con funcionamiento electrónico.

Nuestros maestros joyeros consideran que su funcionamiento era bueno, aunque nos advierten de un consumo elevado de batería y de algún problemilla propio de la primicia, posiblemente una de las causas de su efímera trayectoria, que dio paso a otros relojes con circuitos integrados más pequeños y de menor consumo, con motores más simples y eficientes.