Alfonso Joyeros y el Longines de Albert Einstein

Que os parecería descubrir que conserváis, desde hace muuuucho tiempo, un reloj igual al que usaba un genio como Albert Einstein
Pues eso es lo que le ha pasado a nuestro Maestro Joyero con el Longines que observáis en la imagen de la izquierda, sólo que el del físico alemán no tenía segundero.

Es conocida la especial devoción de este ilustre científico por la firma suiza, ya que además de este reloj de bolsillo tenía otro modelo de muñeca con su nombre grabado en la parte trasera que ha sido subastado recientemente por una importante cantidad de dinero.

Hoy queremos hablaros del modelo de bolsillo, que por cierto, todavía funciona y se encuentra en perfecto estado de conservación, y que, además, ocupa un lugar privilegiado en la exposición Einstein como símbolo de su famosísima teoría de la relatividad.

einstein - Alfonso Joyeros

Como sabréis, para Einstein, el tiempo no es una dimensión absoluta, si no que se reduce su percepción cuanto más nos acercamos a la velocidad de la luz, pero aún así, para su vida diaria, el alemán seleccionó en enero de 1946 una de las apuestas de Longines en las joyerías Stahel de Zurich.

Una reliquia que entregaría como herencia a su hijo mayor Hans Albert y que, años más tarde, su viuda regalaría a un diplomático suizo, Henry E. Bovay, en señal de gratitud por los servicios prestados para con la memoria de su suegro.

Bovay fue el encargado de donarlo inmediatamente al Museo Histórico de Berna, que hoy nos permite disfrutarlo.

La verdad es que el ejemplar que conserva el Maestro Joyero es una maravilla, normal que fuera capaz de encandilar a una eminencia como Einstein, ¿Nos os parece? 😉