El amor de Elizabeth Taylor por las joyas

Siempre nos interesamos por las grandes colecciones de joyas, por sus dueños y sus historias. Pues bien, hoy queremos compartir con vosotros la historia de la dama del cine, Elizabeth Taylor.

Ha pasado a la historia no solo por ser una de las grandes divas del cine en Hollywood, si no también por poseer la colección de joyas más impresionante del mundo.

elizabethtaylor-taylor1-a

Su gran afición a la joyería comenzó en el año 1957, cuando se casó con Michael Todd, productor de cine y teatro, (seguro que lo recordáis por su película La vuelta al mundo en 80 días). Aunque esta pasión por las joyas no hizo más que crecer cuando se casó con Richard Burton, quién la agasajó con impresionantes alhajas como el diamante amarillo Krupp y la Perla Peregrina, dos de las piezas más representativas de su colección. El diamante Krupp, que costó en 1969 cerca de un millón de euros, fue revendido por la actriz en los 80 por el triple y destinó el dinero a fines benéficos en África.

 

joyas-y-objetos-de-elizabeth

 

Lyz Taylor, nunca dejó de lado su pasión, incluso los últimos años asistía en silla de ruedas a los actos pero siempre con sus joyas. Ella siempre decía que sus tres amores fueron Michael ToddRichard Burton, y las joyas.

1361204842_110289_1361206776_noticia_normal

Después de su muerte, parte de su colección ha salido a subasta valorada en más de 100 millones en Nueva York.

En sus memorias, Elizabeth Taylor dejó claro que sus joyas debían salir a subasta para recaudar fondos, y que éstos fueran destinados para la fundación que lleva su nombre y lucha contra el SIDA.

 

elizabeth-taylor-Cartier-Ruby-Suite

Algunas de las joyas fueron adquiridas por Kim Kardashian, quien se considera una gran admiradora de la afamada artista, y se hizo con tres brazaletes con aplicaciones en jade, las cuales considera que atraerán energía positiva.

991323959030

“No me creo la dueña de ninguna de estas piezas. Soy su custodia. Me pregunto dónde terminarán, porque un día serán subastadas y esparcidas por los cuatro rincones del planetaEspero que quien las compre les dé un verdadero hogar”. Así opinaba la actriz.

Seguro que así es Lyz :).